Personalizando el cronograma de tu transición

Lanzarse demasiado pronto a vivir full time es probablemente la principal causa de posible infelicidad en una transición. La mayor parte de nosotras desea hacerlo pronto, pero hay que ser realista. Creo que cuanto más te prepares para vivir full time, mayor es la probabilidad de que tengas una transición sin problemas. Aquellas que quieren ser aceptadas como mujeres por otras personas deben adecuarse a su nuevo rol mental, física y financieramente.

Transicionar llevará probablemente varios años. En términos generales, las personas jóvenes se lanzan a vivir full time más rápido, pero les lleva más tiempo llegar al final (usualmente por cuestiones de dinero). Las mujeres mayores suelen tomarse más tiempo preparándose para pasar a vivir full time, y a partir de entonces hacen todo los demás más rápidamente.

El objetivo debe ser vivir full-time

Recomiendo pensar en la transición en tres etapas:
1. Empezar a vivir full time
2. Hacerse todo lo corporal
3. Adecuarse al nuevo rol
Haz que vivir full time sea tu meta principal. También recomiendo completar tantas cosas corporales como sea posible antes de pasar a vivir full time. Es triste, pero tu presentación física tendrá un enorme efecto en el nivel de aceptación que encontrarás.

Transición de hombre a mujer: consideraciones básicas

Los siguientes puntos son las áreas más importantes a ser planeadas cuando ideamos un cronograma de transición general. (Las mujeres que transicionan a edad temprena tienen unas pocas cuestiones ligeramente diferentes, pero lo que sigue se aplica básicamente a todas).

Fíjate que apenas la mitad de las cosas, aproximadamente, son aspectos físicos. Muchas cometen el error de pensar que la transición consiste en un cambio físico. Y eso es sólo una pequeña parte.
La búsqueda de información es esencial. Cuanto más sepas, mejor te irá. Es por eso que hice todo este sitio. Mira tantos libros y películas como puedas. Consigue información de organizaciones de género. Dale una mirada a los Protocolos de Atención (PdeA) que muchos profesionales de la salud usan cuando atienden a mujeres de nuestra comunidad. Pide consejo a aquellas de tu zona que sean exitosas. Escríbeles cartas a las personas que te impresionen por sus sitios web o sus mensajes en foros. El conocimiento es poder.

Internet ha sido uno de los más importantes avances en la historia de nuestra comunidad porque ofrece una forma fácil de reunir y diseminar información en una población dispersa. Sin embargo, es importante considerar algunas Cuestiones de seguridad en Internet que pueden llevar a que tu transexualidad sea revelada públicamente o pueden reaparecer muchos años después de que hayas completado tu transición, para atormentarte.

La autoaceptación es la parte más difícil de la transición, y lo primero en que deberías trabajar. Muchas mujeres encuentran que la terapia puede ayudarlas a poner en orden y aceptar sus emociones. Te ayuda a determinar cuán importante es esto para ti. Muchas mujeres tienen fantasías o conceptos equivocados acerca de la transición cuando comienzan. La terapia puede ayudar a que te prepares para las realidades de la transición, y para manejar tanto las partes agradables como las desagradables. La clave de todo esto es sentirte bien contigo misma. Tu autoestima recibirá muchos golpes mientras transicionas. Debes tener una forma de sobrellevar eso. Establecer temprano una relación con un/a terapeuta también te facilitará conseguir la carta de un psicólogo cuando estés lista. También podría ser que necesites trabajar en cómo tu espiritualidad y religion se ajustan a lo que sientes.

Revelar tu transexualidad ante la famila y los amigos es un asunto extremadamente personal. Cada quien tendrá desafíos diferentes en este aspecto, y es importante pensar con mucho cuidado acerca de cuándo y cómo le diremos a la gente lo que sentimos. Para las mujeres jóvenes que viven en casa de sus padres o dependen financieramente de ellos, este es el paso más crítico de su transición y debe ser planeado muy cuidadosamente. Para las mayores también es importante hacerlo temprano, creo, especialmente si están casadas o en una relación seria. Corresponde hacerle saber a tu pareja lo que está pasando. Puedes perder a esta persona por no hacerlo. Algunas mujeres lo dicen, pero seguro que no todas. Sin embargo, a pesar del temor a perder tu pareja, es injusto mantener algo como esto fuera de su conocimiento, ya que afecta sus vidas casi tanto como la tuya en algunos casos. Habla con tu terapeuta acerca de tus cuestiones de familia específicas.

El Empleo es un tema insoslayable. Debes decidir al comienzo si vas a transicionar en tu lugar de trabajo o no. Creo que lo mejor que se puede hacer es transicionar en el trabajo o en tu lugar de estudios, y si quieres cambiarte a otro sitio o abandonar, hacerlo después de que todos tus documentos legales y bancarios hayan sido cambiados. Entonces podrás hacer borrón y cuenta nueva y no deberás lidiar con todo eso mientras cambias de sitio y te entrevistan. Si trabajas en una posición históricamente conocida por despedir mujeres de nuestra comunidad (por ejemplo el ejército o la docencia), puede convenir que te vayas de ahí AHORA y busques un puesto en una compañía más tolerante. La clave es mantener ingresos suficientes para cubrir los costos de transición, cualquiera sean. Recomiendo no hacer pública tu transexualidad en el trabajo hasta que sea absolutamente necesario.

Cuestiones financieras: La transición es muy cara. La mayoría de las mujeres gasta decenas de miles de dólares hasta que terminan con todo. Por esta razón, tu cronograma debe ser hecho con un cuidadoso diseño del plan de gastos. Un Seguro puede ser de ayuda, pero a veces hay límites en cuanto a lo que tu póliza cubre. Debes tener listo un plan financiero realista.

Cuestiones legales: si estás casada o tienes tu propio negocio tendrás que empezar a prestarle atención a esto más temprano. Si trabajas para una compañía, te recomiendo hablar de tu situación laboral con un buen abogado antidiscriminación antes de empezar. Esto puede darte una buena idea sobre cómo asegurarte de no ser despedida o ayudarte a recopilar pruebas si te vez forzada iniciar una demanda por despido injustificado. Ten en cuenta que muchas transexuales pierden demandas basadas en discriminación y por lo tanto no cuentes con llegar a un gran acuerdo como para salir adelante si te despiden. La búsqueda de consejo legal debería hacerse como una forma de evitar que te despidan. También recomiendo hacer el cambio de nombre legal y cambiar el Seguro Social (cobertura médica) antes de revelar tu transexualidad en el trabajo. Esto les permitirá hacer tu cambio de nombre enseguida cuando les hagas saber. Muchas veces no quieren comenzar hasta que les das alguna documentación legal. Elegir un nombre  puede sonar como una cosa bastante fácil, pero es algo que debes considerar detenidamente antes de adoptarlo legalmente. Tu elección puede afectar tu capacidad para ser aceptada como mujer y puede incluso facilitar que te “descubran” mucho tiempo después de que hayas completado tu transición

La depilación, particularmente la facial, es una de las partes de la transición que más tiempo demandan, y en algunos casos la más cara. Es vital comenzarla lo antes posible en la transición, y quienes deseen ser aceptadas como mujeres deberían inclinarse por la depilación definitiva en lugar de lo métodos temporarios. Insisto firmemente en que te hagas tanta depilación definitiva facial como puedas antes de pasar a vivir full time. Como mínimo, deberías poder depilar tu cara completa en una sola sesión semanal que te dure hasta la siguiente sesión. Una vez que vives full time, se vuelve cada vez más difícil lidiar con el pelo facial. Pregúntaselo a cualquiera. Te dirán que les gustaría haber empezado antes.

La voz es una de las partes que menos se tienen en cuenta para la integración social como mujer. Siempre me asombro de cuán pocas son las que tienen una voz de mujer decente. Es algo que te delata tanto... Afortunadamente, lograr una voz puede ser bastante barato. Yo gasté menos de 100 dólares en cosas para la voz, y nunca me “detectan” en el teléfono. Practicar con la voz consume mucho tiempo y requiere de un compromiso serio por unos 6 meses. Puedes necesitar trabajar con un fonoaudiólogo para conseguir resultados adecuados. Sin embargo, es algo que puedes hacer mucho antes de la transición sin que afecte tu vieja voz para nada.

El pelo (de tu cabeza) es algo que también debes tener en cuenta. Si no lo has perdido, deberías dejarlo crecer tan pronto como sea posible, porque tarda mucho tiempo. Si has perdido un poco, quizás consideres corregir esto con cirugía. Si la pérdida es moderada a grave, deberás determinar cómo disimularla con pelucas o postizos. Si te decides por uno de estos sistemas, gasta el dinero extra que requiera el de mayor calidad.

Las hormonas tienden a estar sobrevaluadas en cuanto a su capacidad para ayudarte a ser aceptada como mujer. La mayoría de los efectos son bienvenidos: mejor piel, redistribución de la grasa corporal y suavización de los rasgos faciales, cambios emocionales, detención de la pérdida de cabello, disminución del vello corporal. Sin embargo, la mayoría de estos cambios son graduales y básicamente sutiles. Las hormonas no son píldoras mágicas que te transforman. No van a mejorar tu voz ni a reducir el pelo facial que tengas. La clave está en la depilación definitiva, la voz y la cara. Deberías considerar atentamente tus opciones reproductivas antes de hacerte una orquiectomía o empezar con las hormonas, ya que estas pueden dejarte permanentemente estéril.

La cirugía de feminización facial (CFF) puede ser cara, incluso más que la vaginoplastia, pero puede producir una diferencia mucho mayor en tu existencia diaria que la cirugía genital. La vaginoplastia no hará nada para facilitar tu aceptación cotidiana como mujer. Si tu cara o tu línea del pelo son demasiado masculinas para permitir tu asimilación social como mujer, te recomendaría firmemente que tengas en cuenta la cirugía facial antes de siquiera pensar en la vaginoplastia. Tener una cara femenina será una diferencia fundamental para tu calidad de vida. Mejorará muchos aspectos, desde caminar por la calle sin ser “detectada” hasta cuestiones laborales, y en situaciones sociales o de intimidad. En mi caso, siento que la cirugía facial fue sin dudas la inversión más importante de toda mi transición.

Los accesorios: Pendientes, uñas largas y pintadas, maquillaje, y ropa femenina no deberían usarse antes de vivir full time. Darle a la gente señales como estas no hará que te acepten mejor. Espera hasta que estés lista para vivir full time. La gente lo notará, y tu transexualidad se hará pública antes de que estés preparada. Pareciera que quienes hacen estas cosas muy temprano quisieran que las pesquen. Es algo muy riesgoso para hacer, salvo que estés preparada para enfrentar las consecuencias.

Frecuentemente vivir full time resulta más exitoso cuando te has preparado lo más que pudiste (por ejemplo, todo lo de mencionado más arriba). Si es obvio que has puesto dedicación y esfuerzo en tu transición, eso hace que a los demás les resulte más fácil aceptarte.

La vaginoplastia no debería ser un asunto primordial hasta que vivas full time. Si bien es inteligente investigar sobre este tema antes de vivir full time, necesitarás estar full time (y probablemente empleada) para conseguir las cartas de los terapeutas y pagar la cirugía. La electrólisis genital es a veces recomendad para la vaginoplastia. Una vez que te hayas decidido por un cirujano, deberías preguntarle si la necesitas en tu caso. Deberías comenzarla un año antes de la cirugía si es posible. La  Labioplastia es la segunda parte del procedimiento que algunos cirujanos usan para completar la forma de los genitales después de la cirugía, añadiendo los labios interiores y el capuchón del clítoris, y a veces haciendo retoques menores, cosméticos y funcionales, a la uretra y el clítoris. Si bien algunos cirujanos y pacientes no creen que este paso sea importante, otros creen que necesitan hacerlo.

El aumento de mamas es una opción que algunas eligen, aunque no es necesaria. Hay riesgos significativos que deberías tener en cuenta cuando decidas si es lo apropiado para ti. De nuevo, es mejor lidiar con esto cuando ya estés viviendo full time y hayas visto cuánto desarrollo hormonal lograste.

Mi cronograma de transición transexual

Ver también: mi visión general de la transición con ideas sobre cómo planificar tu transición.
Me llevó casi 4 años, tomando en cuenta todo, hacer la transición física de principio a fin. Hubiera resultado difícil hacerla en menos tiempo que eso. Los aspectos emotivos de la transición continúan muchos años después de que los aspectos físicos han sido superados.

Yo pude cumplir bastante fielmente con un plan que me propuse. La clave para mí fue mantener mi empleo para poder pagar todo, así que esperé hasta el último momento posible para transicionar en el trabajo. Para la época en que hice pública mi transexualidad en el trabajo ya no me costaba mucho ser tomada como mujer, lo que a veces hace que la aceptación de los otros se vuelva más fácil. Esto también significaba que en caso de ser despedida podría ir a entrevistas como mujer sin que las cuestiones transexuales resultaran necesariamente un problema. Creo que esto es extremadamente importante.

Les recomiendo firmemente a todas que tracen un plan similar para sus transiciones, haciendo foco en lo que sea más importante para cada una. En mi caso, después de hacer pública mi transexualidad, me pasé alrededor de un año con la esperanza de poder continuar la relación con mi pareja, pero finalmente llegamos a la conclusión de que no creíamos que la cosa funcionaría. Durante el tiempo en que tratamos de llegar a un arreglo,  acordamos sobre lo que yo podía hacer y lo que no. Una vez que decidimos separarnos, comencé a ocuparme de los cambios corporales en serio.

Ya que la mayoría de nosotras toma sus decisiones basándose en limitaciones financieras, recomiendo firmemente que hagan sus planes teniendo en cuenta las cuestiones de finanzas. Fíjate en la tabla aquí debajo para tenerla en cuenta mientras armas un cronograma.


Antes de 1995

 

 

Negación profunda con reconocimientos ocasionales de sentimientos siempre descartados como erróneos, imposibles, ridículos, etc.

1995

Enero

 

 

 

Febrero

 

 

 

Marzo

 

 

 

Abril

 

Accedí a una computadora con Internet (12/4). Comencé  investigación online (15/4). Le conté sobre mí a mi pareja (30/4)

 

Mayo

 

Comencé con electrólisis facial (3/5)

 

Junio

 

Me dejé crecer el pelo (1/6)

 

Julio

 

Investigación en libros, películas, organizaciones y Protocolos de atención.

 

Agosto

 

Comencé terapia (15/8)

 

Septiembre

 

 

 

Octubre

 

 

 

Noviembre

 

Les conté sobre mí a algunos amigos de mi pareja (25/11)

 

Diciembre

 

Llegué a tratar la cara completa en cada sesión de electrólisis. (12/1)

1996

Enero

 

Elejí mi nombre tras considerarlo mucho.

 

Febrero

 

Comencé a indagar en cuestiones de finanzas (debería haber comenzado antes)

 

Marzo

 

 

 

Abril

 

 

 

Mayo

 

Guardo semen (3/5)

 

Junio

 

Comencé a  ccontarles sobre mí a otros familiares y amistades (22/6). Alquilé un departamento para mí sola (30/6)

 

Julio

 

Me separé de mi pareja (15/7), Comencé con las hormonas (15/7)

 

Agosto

 

Comencé a ocuparme de la voz (1/8)

 

Septiembre

 

 

 

Octubre

 

Trasplantes capilares fallidos (removidos más tarde) (11/10)

 

Noviembre

 

Me afeité la cara por última vez

 

Diciembre

 

Cirugía facial: Adelantamiento de la línea del pelo, remodelación de la frente, lifting de cejas, reducción de la nuez de Adán con Ousterhout en San Francisco (12/12)

1997

Enero

 

Empecé trabajar periódico, recolectando documentos (1/1)

 

Febrero

 

 

 

Marzo

 

 

 

Abril

 

 

 

Mayo

 

 

 

Junio

 

Trasplantes de pelo con Ousterhout en San Francisco. (11/6)

 

Julio

 

 

 

Agosto

 

 

 

Septiembre

 

 

 

Octubre

 

 

 

Noviembre

 

 

 

Diciembre

 

Cirugía Facial: Mandíbula, mentón, nariz, trasplantes capilares (12/12)

1998

Enero

 

Cambié mi nombre legal: (9/1). Licencia de conducir/Seguridad Social
(10/1). No más electrólisis facial semanal (1/1)

 

Febrero

 

Hice pública mi transexualidad en el trabajo y empecé a vivir full time (1/2). Cambié todos los documentos financieros. Switched all financial documents (2/6). Reservé fecha para vaginoplastia (8/2)

 

Marzo

 

Comencé electrólisis genital (1/3). Obtuve la primera carta para vaginoplastia (30/3)

 

Abril

 

Obtuve segunda carta para vaginoplastia (10/4). Fui a oficina de Meltzer (13/4)

 

Mayo

 

 

 

Junio

 

Vaginoplastia y aumento de mamas con Meltzer en Portland (16/6)

 

Julio

 

Vuelta al trabajo (13/7)

 

Agosto

 

 

 

Septiembre

 

 

 

Octubre

 

Labioplastia con Meltzer en Portland (28/10)

 

Noviembre

 

 

 

Diciembre

 

 

1999 en adelante

 

 

Adaptación al nuevo rol social (esta es la verdadera transición)